PAGINA PRINCIPAL

miércoles, 13 de mayo de 2015

¿Cómo te ves?

Medita

Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él.
 Proverbios 23: 7

La Biblia nos dice que tal como el hombre piensa en su corazón, así es él. Esto significa que la manera en que te ves determina tu salud física.

Entonces, ¿cómo te ves en medio de tus síntomas, o después de escuchar el informe negativo de tu médico?

Amado, la verdad es que eres totalmente justo y estás completamente redimido de toda maldición de enfermedad, a través de la obra terminada de Jesús en la cruz. Eres el hijo amado de Dios por quien Jesús hizo la obra completa de salvación, sanidad y liberación.

Así que no te veas como un enfermo tratando de sanarse. Eres el amado hijo de Dios, sano y justo, enfrentando algunos síntomas. ¡Ten ánimo! No hay enfermedad o condición alguna que sea mayor que la perfecta obra terminada que Jesús hizo por ti.

¡Declara que estás completo en Cristo y verás la manifestación de esta verdad en tucuerpo!

Tomado de Joseph Prince:”Meditate&BILIEVE RIGTH”

lunes, 27 de abril de 2015

¡Qué amistad la que tenemos en Jesús!

Medita

... hay amigo más unido que un hermano.
Proverbios 18:24

La presencia de Jesús en tu vida es un regalo de Dios, es gratuito. No hay una medida o cantidad de buenas obras que tú puedas hacer para ganártela. Es un regalo, es gratuito. Ahora, debido a que no hiciste nada para merecer Su presencia en tu vida, tampoco no hay nada que puedas hacer que cause que Su presencia te deje. ¡Una vez que hayas recibido a Jesús en tu corazón, Él nunca te dejará ni te abandonará (Hebreos 13:5)!

“Pero Pastor Prince, ¿Jesús no me deja cuando fallo?"

No, Jesús está a tu lado para animarte y restaurarte totalmente. Podrías decir: "¡Pero yo no lo merezco!” Estás en lo cierto. Eso es lo que lo hace ser favor inmerecido de Dios en tu vida. Cuando no puedes, Jesús está allí para sostenerte. A diferencia de algunos de tus llamados " amigos", Él no te abandona. Puedes contar con él. Él es un amigo fiel y digno de confianza. Incluso cuando le has fallado, Él está allí contigo, presto a levantarte y restaurarte totalmente. La Biblia habla acerca de un amigo que es " más unido que un hermano. " ¡Ese es Jesús y siempre cuentas con Él!"

Tomado de Joseph Prince:”Meditate&BILIEVE RIGTH”

martes, 21 de abril de 2015

No menosprecies los comienzos modestos

Medita

No menosprecien estos modestos comienzos, pues el Señor se alegrará cuando vea que el trabajo se inicia…
Zacarías 4:10, NTV

Es interesante ver cómo Dios no menosprecia las pequeñas cosas.

Cuando el niño trajo sus cinco panes y dos peces, Andrés, el discípulo, se burló, condescendientemente acarició al niño en la cabeza y dijo a Jesús: "¿Qué es esto para tantos?" Contrariamente, Dios no menospreció el modesto almuerzo del niño.        

Así que no menosprecies las pequeñas cosas que tienes en estos momentos. Míralos como tus propios "cinco panes y dos peces", incluso cuando las personas a tu alrededor se burlan y te subestiman. Aprende a hacer caso omiso a esas personas y pon tus pequeñas cosas delante de Jesús. ¡Aunque tú y yo no tenemos el poder para multiplicarlo, Jesús ciertamente lo tiene!

Amado, lo que estés construyendo en estos momentos, en tu carrera, ministerio o negocio, no menosprecies el día de los pequeños, modestos y aparentemente insignificantes comienzos. Involucra a Jesús y permite que Su provisión de favor, sabiduría y poder multiplique y haga crecer las pequeñas cosas en tus manos.

Tomado de Joseph Prince:”Meditate&BILIEVE RIGTH”

jueves, 16 de abril de 2015

Más allá de todas tus expectativas

Medita

Cuando descendió Jesús del monte, le seguía mucha gente. Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció.
Mateo 8: 1-3

Cuando el Señor te bendice; lo hace más allá de tus expectativas. En la sanidad del leproso, Jesús extendió Su mano y lo tocó, diciendo: "Quiero; sé limpio. "Y de inmediato, el hombre fue sanado.

¿Te diste cuenta que Jesús tocó al leproso antes de sanarlo? ¡Me encantan estos pequeños detalles de Jesús! Ese sencillo toque restauró el sentido de humanidad y dignidad de aquel hombre que no había sido tocado hace mucho tiempo. Nadie deseaba a estar cerca de él; menos aún, tocarle, debido a su condición sucia y repulsiva.

Jesús sabía que el leproso necesitaba algo más que sanidad física; por lo que le dio más allá de lo que había esperado. ¡Amado, ése es el amor y la sobreabundante provisión de la gracia de tu Salvador! ¿Qué necesitas? ¡Mientras meditas en la abundancia de Su gracia hacia ti, te darás cuenta sin ninguna duda que la provisión de Jesús superará todas tus expectativas!

Tomado de Joseph Prince:”Meditate&BILIEVE RIGTH”