PAGINA PRINCIPAL

viernes, 23 de enero de 2015

Apodérate de imágenes de fe

Medita

Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia.
Génesis 15: 5

Abram se veía sin hijos debido a que Sara, su esposa, era estéril. Pero el Señor miraba todo lo contrario. ¡Miraba a Abram no sólo con uno; sino con innumerables descendientes! Es por eso que Él cambió el nombre de Abram a "Abraham", que significa "padre de muchas naciones."

Su nuevo nombre le ayudó a mirarse con muchos hijos. El Señor también le dio otra imagen de fe - Las numerosas estrellas en el cielo. "Así será tu descendencia", dijo el Señor. Así que cuando Abraham oiría su nombre o mirase el cielo nocturno, se acordaría de la promesa del Señor y "Miraría" a todos sus hijos. ¡Eventualmente, tuvo a Isaac por medio de Sara!

Amado, apodérate de imágenes de fe de la Palabra de Dios. Conoce lo que el Señor dice acerca de ti y de tu situación en particular. ¡No permitas que estas imágenes de fe se aparten de tus ojos! Mantenlos en tu corazón. Y ¡eventualmente, experimentarás lo que has mirado en fe!

Tomado de Joseph Prince:”Meditate&BILIEVE RIGTH” 

martes, 20 de enero de 2015

Primero sucede internamente

Medita

Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.
3 Juan 1: 2

El apóstol Juan nos dice que el deseo de Dios es que prosperemos y que tengamos salud, así como prospera nuestra alma. Esto significa que nuestro éxito exterior, ya sea en nuestra salud, vida familiar, carrera o finanzas, está ligada a la prosperidad interna de nuestra alma.

Amigo, si en tu corazón y en tu mente puedes mirarte exitoso en alguna área de tu vida en particular, sólo es cuestión de tiempo para que lo experimentes externamente. Por ejemplo, si tienes una enfermedad crónica, deja de verte débil y enfermo. ¡Comienza a mirarte, sano, fuerte y lleno de vida!

¿Cómo se logra esto? Meditando en las promesas de salud y sanidad que el Señor tiene para ti, como por ejemplo en Isaías 53: 5, o Jeremías 30:17. Medita en los milagros de sanidad que Jesús realizó y mira Su compasión y Su voluntad para sanarte. Créelo. Visualízalo. ¡Dale las gracias por ello, y lo experimentarás!

Extraído de Joseph Prince:”Meditate for success”          


¡Jesús perdona y restaura!

Medita

En quien tenemos redención por Su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de Su gracia.
Efesios 1: 7        

La restauración de Pedro por medio de Jesús es una de las escenas más conmovedoras en el Nuevo Testamento. El Señor no sólo perdonó a Pedro, quien le negó no sólo una vez, sino tres veces para salvar su pellejo, sino que también lo restauró y encomendó el cuidado de la iglesia naciente.

Cuando Jesús se levantó de la tumba, instruyó al ángel en la tumba para que dijera a María " id, decid a sus discípulos, y a Pedro… (Marcos 16: 7). Pedro fue mencionado especialmente porque Jesús sabía que después de semejante error desgarrador, el discípulo probablemente estaba lleno de culpa y pesar.

Pedro, por su parte, pensaba que debido a su traición y a la muerte de Jesús, probablemente todo había terminado para él. Así que volvió a su antiguo trabajo. Y es ahí donde Jesús le halló, pescando en el Mar de Galilea. La Biblia relata que Jesús dio a Pedro y a los pescadores que lo acompañaban una pesca abundante, y también les hizo el desayuno a fuego de brasas (Juan 21: 1-18). La escena de los hombres sentados alrededor de una fogata para calentarse en la madrugada debió recordarle dolorosamente lo que había hecho tan sólo algunos días antes (Juan 18: 17-18, 25-26). ¿Qué estaba haciendo el Señor? ¡Estaba mostrándole a Pedro que Él no consideraba ese pecado contra él, y que Pedro no tenía que estar aterrorizado de aquel recuerdo!

¡Qué compasivo Salvador tenemos! Él sabe todo acerca de tus fracasos, pero no los considera en contra tuyo debido a que Él te perdonó y te justificó totalmente a través de Su muerte en la cruz. Del mismo modo que Pedro, permite que el amor y el perdón del Señor restauren tu plenamente y te impulsen  hacia el destino que Dios te a dado

Extraído de Joseph Prince:”Meditate for success”          

domingo, 18 de enero de 2015

Siembra para que coseches

Medita


Mientras la tierra permanezca, La siembra y la siega, El frío y el calor, El verano y el invierno, El día y la noche, Nunca cesarán."
Génesis 8:22


Muchas personas, cuando ven la cosecha, se asombran y dicen, Mira esa abundante cosecha. Dios realmente está bendiciendo a este agricultor "Ellos ven la cosecha, pero no vieron la siembra. Ellos no vieron las semillas siendo sembradas por el paciente agricultor.

A veces, cuando vemos a un creyente caminando evidentemente en la provisión de Dios, podemos olvidar que esa persona ha estado sembrando "semillas" por un largo tiempo y que lo que estamos viendo ahora no es más que la cosecha de lo que había sembrado. Sólo vemos la bendición. No vemos la siembra.

Dios nos promete que mientras la tierra permanezca, "la siembra y la cosecha..., no cesarán." Mientras que siembres las semillas, puedes tener la expectativa de tener una cosecha. Así que comienza a sembrar algunas semillas hoy para tu propia cosecha futura. Por ejemplo, Si necesitas un avance financiero comienza sembrar dinero en el reino de Dios. Busca buena tierra y siembra.

Si necesitas más salud, comienza a orar por los enfermos. Si necesitas más amigos, sé amigo de alguien que está solo. Siembra en las áreas en las que deseas ver una cosecha y comienza a tener la expectativa de que Dios te bendecirá en esas áreas. Puede tomar un tiempo antes que veas tu cosecha, pero debido a que Dios ha prometido que mientras la tierra permanezca, ¡la siembra y la cosecha no cesará y vendrá tu cosecha!

Extraído de Joseph Prince:”Meditate for success”