PAGINA PRINCIPAL

domingo, 14 de septiembre de 2014

Cristo es Tu Sabiduría

Medita

Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención;
1 Corintios 1:30, Reina-Valera 1960

Cuando dependes de la sabiduría del Señor para tener éxito, verás que todo lo que haces prosperará. En los Evangelios, podemos notar cómo nuestro Señor Jesús siempre fluyó en sabiduría divina en Su ministerio terrenal.

En todo lo que hizo nuestro Salvador, Él fue encantador. Nunca llegó antes; tampoco, después. Él siempre estaba en el lugar correcto, en el momento correcto. Siempre estaba en completa paz y nunca, estresado ni atormentado. Cuando era momento de ser tierno, Él era infinitamente gentil, amable y perdonador- Podemos ver esto en Su respuesta a la mujer sorprendida en adulterio. Cuando fue momento de volcar las mesas de los cambistas, Lo hizo con pasión. Él nunca se desgastó física ni emocionalmente por los intentos de los fariseos de hacerlo caer  y siempre estaba fluyendo en sabiduría divina.

Amado, este mismo Jesús, con toda Su sabiduría, es hoy nuestro Cristo que ascendió y que está sentado a la diestra del Padre, a quien la Biblia dice que ha sido "hecho por nosotros sabiduría." ¡Él es tu sabiduría! ¡Así comienza a mirarte en Cristo, que siempre está fluyendo con la sabiduría divina, siempre en control de la situación, y la misma sabiduría que fluye en Él fluirá en ti y a través de ti!

Extraído de Joseph Prince: "Meditate for success"

sábado, 13 de septiembre de 2014

Las personas inteligentes siguen a Jesús

Medita

En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará.
Salmo 23: 2

El mundo dice: "El que falla al planear, planea para fallar. "Dice que tienes que hacer planes inteligentes y detallados para tener éxito en la vida, que tienes que estudiar las tendencias del mercado, y estar al tanto de la última información, porque al que madruga Dios le ayuda. ¡También dice, que tienes que estar atento; porque nunca sabes en qué momento te alcanzarán tus competidores!

¿Es así como Dios desea que vivas tu vida? ¡ Ciertamente no! Él desea que seas una oveja. ¡Él desea que lo aceptes como tu pastor, que descanses en Su amor y el cuidará de ti! Deja toda "preocupación" y opera en Sus planes. ¡Él mira más allá de lo que tú puedes hacerlo! Y cuando tú sencillamente sigues Su guía, terminarás caminando en el buen éxito.

Una vez, cuando decidí vender mi apartamento, no prioricé el estudio de mercado de la propiedad para saber si era un buen momento para venderlo. De hecho, me enteré que otra persona que acababa de vender una unidad de tamaño similar lo había hecho a un precio muy bajo. Él debe haber estado en apuros. Naturalmente hablando, él malogró el mercado para mí.

De todos modos, mi esposa y yo sentimos (tuvimos la impresión) de que era el momento adecuado para movernos. Decidimos seguir la dirección del Señor. Por eso, pusimos nuestro apartamento a la venta y adivina qué, ¡Después de unas cuantas visitas, vendimos nuestro apartamento al precio que queríamos! ¡Y cuando compramos nuestro nuevo apartamento, lo compramos al precio más bajo! Lo que Jesús hizo por mí, también lo puede hacer por ti.

Amigo, haz planes de todos modos, y sé diligente en saber lo que necesitas saber en el campo de tu industria y en las áreas que vas a tomar decisiones importantes. Pero en primer lugar, busca y escucha lo que Jesús está diciéndote mientras llevas hacia Él tus preocupaciones y lo que necesitas hacer. Cree que Él te guiará por medio de Su Espíritu, con Su sabiduría y en el momento preciso. ¡Y Él te guiará al buen éxito en maneras más allá de todo lo que jamás puedas planear!

Extraído de Joseph Prince: "Meditate for success"

jueves, 11 de septiembre de 2014

Se transformado al contemplar a Cristo

Medita

Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.
2 Corintios 3:18

Si vas a cualquier buena librería, encontrarás una sección llamada "auto superación". Aquí, encontrarás todo tipo de libros que describen diversos principios y métodos que puedes seguir para superarte. En todos estos libros, la atención se centra en la utilización de tu fuerza de voluntad y auto disciplina al aplicar los principios para superarte.

Pero Dios no quiere que te centres en ti. Eso es ocuparte en ti, lo que sólo te puede llevar tan lejos, con resultados que duran sólo mientras dura tu fuerza de voluntad. Dios tiene una manera superior. Él quiere que te ocupes de Cristo. Cuando pones tu mirada en ti para mejorar, estás poniendo tu confianza en la carne. Pero la Biblia nos dice que en nuestra carne no mora el bien (Romanos 7:18), y que no deberíamos confiar en nuestra carne (Filipenses 3:3).

Amigo, la mejor manera de cambiar es olvidarse de sí y ocuparse de Cristo. Cuando lees la Biblia, miras Su belleza, Su majestad, Su compasión y Su gracia. Mientras sigues contemplando y meditando en Su gloria, el Espíritu Santo que está dentro de ti va trabajando en ti. Él te transformará en la misma imagen de Cristo. ¡Serás transformado de gloria en gloria, experimentando verdadera y duradera transformación interior!

Joseph Prince “Daily Grace Inspirations”                                                                                                                                                                 

domingo, 31 de agosto de 2014

Hacia el ciento por uno

Medita
Jesús también dijo: «El reino de Dios es como un agricultor que esparce semilla en la tierra. Día y noche, sea que él esté dormido o despierto, la semilla brota y crece, pero él no entiende cómo sucede. La tierra produce las cosechas por sí sola. Primero aparece una hoja, luego se forma la espiga y finalmente el grano madura.
Marcos 4: 26-28, NTV

Primero la hoja, luego la espiga, y después el grano se llena en la espiga de trigo.

Al igual que una semilla necesita tiempo para germinar y crecer, puede que tome algún tiempo antes de que la sanidad por la que estás confiando a Dios se manifieste plenamente. Y al igual que un nuevo agricultor puede ver un rendimiento al treinta o al sesenta por uno antes de que vea un rendimiento al ciento por uno, puede tomar algún tiempo antes de que experimentes al 100 por ciento plenamente.

Amigo, no digas, "¿Por qué mi sanidad tarda tanto tiempo?" Y te des por vencido. Prosigue al ciento por uno. Mientras mejoras al 30 por ciento, confía en Dios para que mejores al 60 por ciento, y luego al 100 por ciento. ¡Conoce que Dios es un Dios de Su Palabra, y Su Palabra proclama que habéis sido sanados por las llagas de Jesús (1 Pedro 2:24)!

Joseph Prince “Daily Grace Inspirations”