PAGINA PRINCIPAL

miércoles, 11 de marzo de 2015

¡Ya tienes la victoria!

Romanos 8:37
Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

Si la Palabra de Dios dice que somos más que vencedores por medio de Cristo, entonces lo somos. No vamos a ser, ya lo somos. Podemos estar experimentando algunos fracasos o retrocesos en la vida en este momento, pero sólo lo bueno saldrá de aquella situación porque Dios dice que "en todas estas cosas somos más que vencedores". ¡Tenemos la victoria!

Date cuenta, Dios nos ha puesto en Cristo, a quien Él ha exaltado al lugar más alto del universo. No estamos tratando de llegar a tierra de victoria. Ya estamos en la tierra de victoria. No confesamos la Palabra de Dios para conseguir la victoria. Confesamos Su Palabra, porque ya tenemos la victoria. No peleamos por la victoria. Peleamos desde la victoria.

El diablo tratará de robar nuestra victoria. Él vendrá contra nosotros con mentiras y temores, y hacer que seamos conscientes de nuestras fallas, debilidades y síntomas en áreas como nuestra salud. Pero nosotros no estamos tratando de ser sanados. Ya somos sanos porque la Palabra de Dios declara que "por Su llaga fuimos nosotros curados". (Isaías 53: 5)

Una hermana de nuestra iglesia estaba siendo tratada por dos psiquiatras. Estuvo en atención psiquiátrica y medicación contra los ataques de pánico en la mayor parte de su vida. Ella dijo que cuando comenzó a venir a la iglesia y aprender acerca de Jesús, la verdad de la Palabra de Dios comenzó a abrirse paso en ella.

Ella comenzó a creer que la victoria sobre su condición ya era suya y comenzó a confesarlo. A partir de entonces, se esfumaron todos sus temores, y sus ataques de pánico cesaron. Hoy, ella tiene una mente sana, libre de todos los medicamentos y sabe que su vida ha sido bendecida grandemente por medio de Jesús que la ama.

Amigo, en el momento que aceptas a Jesús como tu Salvador, naces de nuevo y la nueva persona dentro de ti es más que vencedor. ¡Ya estás en tierra de victoria y tienes la victoria sobre toda situación desafiante en tu vida!

Tomado de Joseph Prince: “Daily Grace Inspirations”

martes, 10 de marzo de 2015

Comienza a mirar el lado luminoso

Medita

La lámpara del cuerpo es el ojo. así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas ...

Mateo 6:22-23  (Reina-Valera 1960) 

¡Es tiempo de un nuevo comienzo! ¡Que este día sea el día en que comiences a vivir la vida alabando a Dios! Cuando te suceda algo bueno, di: "¡Alabado sea el Señor!" Cuando suceda algo malo, di: "¡Alabado sea el Señor de todas maneras!"

Comienza a vivir la vida alabando a Dios. Encuentra algo bueno de tu país y alaba a Dios por ello. Encuentra algo bueno sobre tu iglesia y alaba a Dios por ello. ¡Encuentra algo bueno de tu cónyuge o de tus hijos y alaba a Dios por ello!

Cuando comienzas a buscar lo bueno, te sentirás muy bendecido y muy rico. Ser rico no es una cuestión de tener mucho dinero. Algunas personas dicen: "Si tengo un millón de dólares, seré rico y feliz." No, puedes tener un millón de dólares y aún sentirte pobre, siempre mirando a tu alrededor y preguntándote: "¿Quién tomará de lo mío? ¿Cuánto tiempo durará esta cantidad de dinero? "

Así que deja de especializarte en lo negativo o lo malo de tu vida actual. No gastes tu tiempo y tu energía enfocándote constantemente en lo que no está bien en tus circunstancias. Jesús dijo que la lámpara del cuerpo es el ojo. Si te mantienes enfocado en lo que está mal en tu vida, tu ojo es maligno, y tu cuerpo estará en tinieblas. Pero ¡Si sigues mirando el lado luminoso, Su bondad, Su misericordia y Su favor hacia ti, tu ojo es bueno, y tu cuerpo estará lleno de luz!

Tomado de Joseph Prince:”Meditate&BILIEVE RIGTH”

lunes, 9 de marzo de 2015

Jesús está interesado en tu éxito

Medita

…Sea exaltado Jehová, que se complace en la prosperidad de Su siervo.
Salmo 35:27 “Reina Valera Gómez”

Jesús se complace en bendecirte. Es Su buena voluntad verte  bendecido en todas las áreas de tu vida. Ahora, no pongas límites a Sus bendiciones en tu vida. Las bendiciones del Señor no son (como algunos creen erróneamente) que sólo son las cosas materiales que ven. Jesús esta infinitamente interesado en tu bienestar total. ¡Está interesado en tu familia, en tu carrera, en la realización de tu vida,  en tu matrimonio, en tu ministerio, en tus hijos, y la lista continúa!

No hay detalle minúsculo, diminuto o insignificante para Jesús cuando se trata de tus sueños, anhelos y esperanzas. ¡Créeme, si es importante para ti, lo es para Él! Incluso si vas a Él en oración para que quite ese pequeño grano de tu nariz, Él no te mirará ni te responderá sarcásticamente, " Hey amigo, ¿no sabes que tengo todo un universo por atender? Ven a mí en oración cuando tengas una petición más grande”.

¡De ninguna manera! ¡Una y mil veces no! Jesús nunca ridiculizará ni se burlará de tus inquietudes por más minúsculas que sean. Nunca es despectivo ni condescendiente (en el sentido negativo de la palabra). ¡Si algo te molesta, también le " molesta " a Él, y Él quiere solucionarlo; porque Él está interesado en tu éxito y en tu bienestar total!

Tomado de Joseph Prince:”Meditate&BILIEVE RIGTH”

domingo, 8 de marzo de 2015

Ven como eres y recibe

Acércate al Señor con tu necesidad como eres, y apóyate en su gran amor, incondicional hacia ti. No tienes que aparentar ser más de lo que eres para recibir la bendición que necesitas de Dios. No tienes que fingir ser otra persona y aparentar ser más digno para recibir de Dios.

Una mujer cananea que buscaba desesperadamente la sanidad de su hija endemoniada vino a Jesús. (Mateo 15: 22-28) Sabiendo que sanó e hizo milagros entre los Judíos, pretendía ser Judía, diciendo en voz alta: "¡Señor, Hijo de David!" (Sólo los Judíos se dirigían a Jesús como el "Hijo de David ") Jesús no le respondió. Su silencio hizo que dejara de fingir y clamó: "¡Señor, socórreme!"

Sólo cuando sus pretensiones se desvanecieron ella vio la gracia de Dios extendida hacia ella. Jesús abrió camino para que ella reciba su milagro a pesar de que aún no había llegado el momento para que los gentiles recibieran Sus bendiciones. Él le dijo: "No está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos."        
     
Muchas personas podrían sentirse ofendidos al haber sido llamado "perro". En realidad, la palabra griega usada aquí por Jesús significa "cachorro", y es por lo tanto un término afectuoso en lugar de uno ofensivo. Así que esta mujer no se sintió ofendida. De hecho, ella supo entonces que podía recibir sanidad para su hija porque incluso los cachorros pueden comer lo que cae de la mesa de sus amos.

Vio que las migajas bajo la mesa del Maestro eran suficientes para un gentil, para una "cachorrita" como ella. Debes entender que los Judíos entonces consideraban perros a los gentiles. Pero lo que Jesús estaba tratando de decir es que Él fue llamado primeramente a los Judíos, no a los gentiles. Sin embargo, Él amaba a esta mujer gentil y a su hija lo suficiente como para proporcionar un "vacío legal" para que ellas recibieran su milagro.

Así que cuando la mujer cananea tomó su lugar al dejar de usar el título "Hijo de David" y al apoyarse solamente en la compasión de Jesús hacia ella, su hija fue sanada desde aquel momento.

Si Dios estaba dispuesto a extender Su gracia a un gentil, cuánto más lo hará por ti, ¡su hijo amado! No tienes que depender de las apariencias para recibir un milagro de Dios. Ven como eres y apóyate en Su gracia. Si Dios entregó a Jesús por nosotros, ¿cómo no nos dará también con Él todas las cosas? (Romanos 8:32)

Tomado de Joseph Prince: “Daily Grace Inspirations”