PAGINA PRINCIPAL

jueves, 8 de mayo de 2014

El justo, bendecido por Dios

Medita

Hay bendiciones sobre la cabeza del justo...
Proverbios 10:6 

Cada vez que encuentres una promesa o una bendición para el justo en la Biblia, aférrate de ella diciendo: "¡Padre, recibo estas bendiciones en el nombre de Jesús!"

Permíteme mostrarte cómo practicar esto. Cuando leas en Proverbios 10:6 que las bendiciones están sobre la cabeza del justo di: "¡Gracias Padre, esta promesa es para mí, porque he sido hecho justo a través de la fe en Jesús y de Su obra terminada!"

Así que cada día, en lugar de temer que la escasez te devorará, ¡ten la expectativa de que la provisión y las bendiciones de Dios te perseguirán, te alcanzarán y te rodearán! Ten la expectativa de que algo bueno te sucederá, di: "Padre, te doy gracias porque Tus bendiciones coronan mi cabeza. ¡Tus abundantes provisiones están sobre mí y sobre mi casa! "

Amado, ¡cuanto más comiences a creer y a hablar palabras de abundancia, provisión e incremento, más experimentarás las abundantes bendiciones del justo!

Extraído de Joseph Prince: "Meditate for success"

domingo, 27 de abril de 2014

Que tal amistad la que tenemos en Jesús

Medita

... hay amigo más unido que un hermano.
Proverbios 18:24

La presencia de Jesús en tu vida es un regalo de Dios, es gratuito. No hay una medida o cantidad de buenas obras que tú puedas hacer para ganártela. Es un regalo, es gratuito. Ahora, debido a que no hiciste nada para merecer Su presencia en tu vida, tampoco no hay nada que puedas hacer que cause que Su presencia te deje. ¡Una vez que hayas recibido a Jesús en tu corazón, Él nunca te dejará ni te abandonará (Hebreos 13:5)!

“Pero Pastor Prince, ¿Jesús no me deja cuando fallo?"

No, Jesús está a tu lado para animarte y restaurarte totalmente. Podrías decir: "¡Pero yo no lo merezco!” Estás en lo cierto. Eso es lo que lo hace ser favor inmerecido de Dios en tu vida. Cuando no puedes, Jesús está allí para sostenerte. A diferencia de algunos de tus llamados " amigos", Él no te abandona. Puedes contar con él. Él es un amigo fiel y digno de confianza. Incluso cuando le has fallado, Él está allí contigo, presto a levantarte y restaurarte totalmente. La Biblia habla acerca de un amigo que es " más unido que un hermano. " ¡Ese es Jesús y siempre cuentas con Él!"

Extraído de Joseph Prince:”Meditate for success"

sábado, 26 de abril de 2014

Jesús es todo lo que necesitas

Medita

…Le dijo: ¿Quieres ser sano? Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo. Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo.
Juan 5:6-9

Me encanta la historia acerca de cómo Jesús sanó al paralítico del estanque de Betesda. Este hombre, paralizado durante 38 años, yacía junto al estanque  sin ayuda y sin mucha esperanza, esperando que un ángel viniese a agitar las aguas-se sabía que el primero que entraba en el agua se sanaría de su condición. Pero debido a su parálisis, el hombre nunca pudo ser el primero en entrar. Así que siguió esperando allí, con la esperanza de un milagro.

Entonces, un día, se encontró con un hombre mayor que los ángeles, Jesús, quien se reunió con él en el momento de su necesidad. Jesús llegó a aquel paralítico, y este hombre, que había estado sufriendo durante tantos años, se marchó completamente sano.

Hoy, Jesús quiere darte el encuentro en el momento de tu necesidad. No necesitas temporadas especiales, circunstancias o ángeles para ver la manifestación de tu sanidad. Sólo necesitas al Señor, que está aquí en este momento para sanarte. ¡Él es tu pronto auxilio en caso de necesidad (Salmo 46:1)!

Extraído de Joseph Prince:”Meditate for success"

miércoles, 23 de abril de 2014

¡Tus pecados están perdonados!

Medita
 
Unos hombres le llevaron a un paralítico en una camilla. Al ver la fe de ellos, Jesús le dijo al paralítico: « ¡Ánimo, hijo mío! Tus pecados son perdonados».
Mateo 9:2, NTV

Muchos de nosotros estamos familiarizados con el relato del evangelio a cerca de cuatro buenos amigos, que sin intimidarse por las multitudes que bloqueaban su camino, rompieron el techo de la casa en la que estaba Jesús y bajaron a su amigo paralítico en su camilla, justo en frente de Jesús.
Cuando Jesús vio al hombre enfermo, Le dijo: "¡Ánimo, hijo Mío! Tus pecados te son perdonados”. "Estas audaces palabras de gracia escandalizaron a algunos escribas legalistas allí; sin embargo penetraron y restauraron el alma del paralítico pobre. Durante años, probablemente él había creído que estaba paralizado a causa de sus pecados. Entonces Jesús dijo al hombre: "¡Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa!" (Mateo 9:6). ¡Y el paralítico se levantó de un salto!
Quiero que prestes atención a lo siguiente: Antes de que el hombre pudiera recibir sanidad de parte del Señor, él necesitaba estar seguro de que sus pecados habían sido perdonados. ¿A qué se debe esto? ¡Debido a que se vuelve fácil recibir cuando conoces y crees que has sido perdonado de tus pecados y que eres libre para disfrutar de todo lo bueno que Dios tiene para ti!
Amado, Ten la certeza que tus pecados te han sido perdonados, debido a que creíste en Jesús. Comienza a agradecerle al Señor por Su gracia. ¡Regocíjate en el hecho de que estás completamente perdonado y recibe la sanidad y la provisión que necesitas de Él!
Extraído de Joseph Prince:”Meditate for success"