PAGINA PRINCIPAL

viernes, 4 de diciembre de 2015

El misericordioso corazón de Dios

 Medita

El Señor... es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.
2 Pedro 3: 9

Muchas personas ven a Dios como un Dios enojado,  severo y presto para castigar a los que no han actuado bien. Sin embargo, el Nuevo Testamento nos dice claramente que "Dios es amor" (1 Juan 4: 8). El apóstol Pablo incluso oró por los cristianos de Éfeso para que puedan comprender "cuán ancho y largo, alto y profundo es el amor de Cristo; en fin, que conozcan ese amor que sobrepasa nuestro conocimiento" (Efesios 3: 18-19, NVI).

El versículo de hoy también nos dice que Dios es paciente para con nosotros. Él no es impaciente, crítico o severo con nosotros; al contrario, Él siempre es paciente y amable con nosotros. Date cuenta, el corazón de Dios es sinónimo de misericordia. Dios se complace en ser misericordioso contigo (Miqueas 7:18), porque tú  eres el motivo de Su amor.

De hecho, Dios te amó tanto que envió a Su único Hijo amado para pagar el castigo por tus pecados en Su propio cuerpo. ¿Por qué razón? Porque de esta manera, con el pecado, ahora una cuestión resuelta, puedas recibir la generosidad de Su misericordia y Su bondad todos los días.

Por lo tanto, ¿cómo miras a Dios hoy? Te reto a que lo mires como un Padre paciente, amable y amoroso. Él no está en tu contra; sino a tu favor (Romanos 8:31). Él desea bendecirte debido a que Jesús pagó por ello en el Calvario. Él se deleita bendiciendo y viendo triunfar en la vida a su hijo precioso (tú). ¡Dale gracias por Su gran misericordia para contigo y ten la expectativa de ser rodeado por Su bondad y Su gracia hoy!

Tomado de Joseph Prince:”Meditate&BILIEVE RIGTH” 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario