PAGINA PRINCIPAL

jueves, 29 de agosto de 2013

El secreto de la siembra

Medita

El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra…Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia.
2 Corintios 9:6-10

Los recursos que Dios te provee en la actualidad contienen pan y semillas. Así que no consumas todo lo que tienes en calidad de pan. Sé sabio para sembrar semillas; pues te proporcionarán tanto el pan para el futuro y más semillas para seguir sembrando.

La Biblia nos dice claramente que " El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará." La Palabra de Dios nos anima a dar deliberadamente, "no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre." Ahora, observa la promesa de provisión que Dios hace cuando siembras generosamente: " Poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra."

Amado, la clave para experimentar la promesa de la provisión de Dios se encuentra  en la manera en que una persona siembra las semillas que recibe. ¡Cuando siembras tu semilla, Dios promete que Él multiplicará tu sementera, y aumentará los frutos de tu justicia!

Extraído de Joseph Prince: “Meditate for success”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario