PAGINA PRINCIPAL

martes, 3 de diciembre de 2013

El misericordioso corazón de Dios

Medita

El Señor… es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.
2 Pedro 3:9

Mucha gente ve a Dios como un Dios enojado  y severo que se desespera por castigar a las personas que han hecho algo malo. Sin embargo, el Nuevo Testamento nos dice claramente que "Dios es amor" (1 Juan 4:8). El apóstol Pablo incluso oró por los cristianos de Éfeso con respecto a ello " cuán ancho y largo, alto y profundo es el amor de Cristo; en fin, que conozcan ese amor que sobrepasa nuestro conocimiento" (Efesios 3:18-19, NVI).

El versículo de hoy también nos dice que Dios es paciente para con nosotros. No es impaciente, no nos juzga ni es severo con nosotros. No, sino que siempre es paciente y bondadoso con nosotros. Date cuenta, el corazón mismo de Dios es misericordia. Dios se deleita en ser misericordioso contigo (Miqueas 7:18), debido a que tú eres el propósito de Su amor.

De hecho, Dios te amó tanto que envió a Su único Hijo amado para pagar el castigo de tus pecados en Su propio cuerpo. ¿Por qué? porque con el pecado, ahora una cuestión resuelta, puedes recibir la generosidad de Su misericordia y Su bondad todos los días.

Entonces, ¿cómo ves a Dios hoy? Te reto a que mires a un paciente, amable y amoroso Padre. Él no está tratando de hacerte daño. Él está a tu favor (Romanos 8:31). Él quiere bendecirte debido al pago que Su Hijo hizo en el Calvario. Le encanta hacerte el bien y cuidar de ti, Su precioso hijo, le encanta que tengas éxito en la vida. ¡Dale gracias por Su gran misericordia hacia ti y ten la expectativa de estar rodeado de Su bondad y Su gracia hoy!

Extraído de Joseph Prince:”Meditate for success”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario