PAGINA PRINCIPAL

jueves, 3 de mayo de 2012

Jesús tiene la última palabra


Apocalipsis 1:8
    8 "Yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin", dice el Señor...


El médico te ha dicho que tienes una enfermedad incurable. Los rayos X y los exámenes de sangre lo confirman. Tus peores temores se han hecho realidad y sientes que tu futuro se ha truncado.

Mi amigo, el reporte del médico no es definitivo. Jesús le declara a usted, "Yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin". (Apocalipsis 1:8) Él tiene la primera y la última palabra en tu situación. ¡Los expertos y los reportes médicos no!

Alfa y Omega son la primera y última letra del alfabeto griego. Pero Jesús no hablaba griego. Hablaba arameo o hebreo. Así que Él habría dicho: "Yo soy el Alef y el Tav." Alef y Tav son la primera y última letra del alfabeto hebreo. Así que lo que Jesús nos está declarando es lo siguiente: "¡Tengo la primera y la última  palabra en tu situación!”

Cada letra hebrea corresponde a una figura. Curiosamente, aleph se asocia con un buey y tav, con una cruz. Juntos, forman un cuadro hermoso de lo que Jesús hizo por nosotros, Él es el sacrificio "animal" en la cruz, fue por nosotros que Él sufrió, sangró y murió.

Cuando Jesús fue colgado en la cruz, Él mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias (Mateo 8:17). Es por eso que su enfermedad no tiene la última palabra en su vida. Jesús sí, porque Él tomó tus enfermedades en Su cuerpo y pagó por tu sanidad con su sangre.

Cuando Jesús estaba colgado en la cruz, Él tomó nuestra maldición. (Gálatas 3:13) Supuestamente íbamos a ser maldecidos por causa de nuestros pecados, pero Él tomó nuestro lugar y la maldición cayó sobre Él. ¡Hoy, tomamos Su lugar, y Sus bendiciones caen sobre nosotros!

¿Por qué conformarse con la maldición de la pobreza o incluso la enfermedad, cuando el precio de tu sanidad y prosperidad ha sido pagado por Jesús? La enfermedad y la pobreza no tienen la última palabra en tu vida. Jesús sí, porque Él te ha redimido de toda maldición

Amado, cuando el hombre dice que es imposible, Jesús dice que es posible. ¡El Alfa y la Omega, el Principio y el Fin, Él tiene la última palabra en tu situación!


Joseph Prince: “Daily Grace Inspirations”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario