PAGINA PRINCIPAL

miércoles, 23 de abril de 2014

¡Tus pecados están perdonados!

Medita
 
Unos hombres le llevaron a un paralítico en una camilla. Al ver la fe de ellos, Jesús le dijo al paralítico: « ¡Ánimo, hijo mío! Tus pecados son perdonados».
Mateo 9:2, NTV

Muchos de nosotros estamos familiarizados con el relato del evangelio a cerca de cuatro buenos amigos, que sin intimidarse por las multitudes que bloqueaban su camino, rompieron el techo de la casa en la que estaba Jesús y bajaron a su amigo paralítico en su camilla, justo en frente de Jesús.
Cuando Jesús vio al hombre enfermo, Le dijo: "¡Ánimo, hijo Mío! Tus pecados te son perdonados”. "Estas audaces palabras de gracia escandalizaron a algunos escribas legalistas allí; sin embargo penetraron y restauraron el alma del paralítico pobre. Durante años, probablemente él había creído que estaba paralizado a causa de sus pecados. Entonces Jesús dijo al hombre: "¡Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa!" (Mateo 9:6). ¡Y el paralítico se levantó de un salto!
Quiero que prestes atención a lo siguiente: Antes de que el hombre pudiera recibir sanidad de parte del Señor, él necesitaba estar seguro de que sus pecados habían sido perdonados. ¿A qué se debe esto? ¡Debido a que se vuelve fácil recibir cuando conoces y crees que has sido perdonado de tus pecados y que eres libre para disfrutar de todo lo bueno que Dios tiene para ti!
Amado, Ten la certeza que tus pecados te han sido perdonados, debido a que creíste en Jesús. Comienza a agradecerle al Señor por Su gracia. ¡Regocíjate en el hecho de que estás completamente perdonado y recibe la sanidad y la provisión que necesitas de Él!
Extraído de Joseph Prince:”Meditate for success"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario