PAGINA PRINCIPAL

domingo, 5 de julio de 2015

No permitas que el temor robe tu herencia

Medita

No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, sí, te sostendré con la diestra de mi justicia.
Isaías 41:10

Moisés envió a 12 espías a la tierra prometida, la cual Dios deseaba heredar a los israelitas. Dos de ellos, Josué y Caleb, regresaron con un buen reporte, diciendo: "La tierra que hemos ido a reconocer, es buena tierra..." una tierra que fluye leche y miel. “Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis "(Números 14: 7-9).

Sin embargo, los otros 10 espías dieron un mal reporte, diciendo, "No somos capaces de ir en contra de aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros... vimos allí gigantes... y éramos como langostas a nuestro parecer, y así les parecíamos a ellos "(Números 13: 31-33).

Los 12 vieron la misma tierra, los mismos gigantes; pero, ¡hay un marcado contraste en sus informes! Josué y Caleb tenían un espíritu diferente, un espíritu de fe (Números 14:24). Se enfocaron en las promesas y en la bondad de Dios. Pero el resto se amilanó y sólo vio gigantes. ¡El temor los paralizó!

Amigo, no importa qué tan grave pueden parecer tus circunstancias, opta por enfocarte en la bondad de Dios. Elige meditar en el precio que Cristo ha pagado para que puedas disfrutar del favor inmerecido, la paz, la protección y la provisión de Dios. De esta manera el temor no te paralizará. ¡Así es como experimentarás la fidelidad de Dios y caminarás en Sus bendiciones!

Tomado de Joseph Prince:”Meditate&BILIEVE RIGTH”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario