PAGINA PRINCIPAL

domingo, 15 de abril de 2012

Cuando usted ve la gracia de Dios, Él ve fe en usted


Efesios 2:8
8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros, pueses don de Dios,

Muchas veces, la gente me pregunta: "Pastor Prince, sé que las promesas de Dios son verdaderas, pero ¿cómo puedo estar seguro de que sus promesas se harán realidad en mi vida?"

Mi amigo, si usted quiere que las promesas de Dios se hagan realidad en su vida, Eso no depende de usted mismo. Si usted depende de: su obediencia, su bondad, su servicio, e incluso de su fe. Usted no será capaz de recibir las promesas de Dios. Pero cuando uno depende de la gracia de Dios: Su inmerecido, favor no ganado hacia usted, es cuando Sus promesas se vuelven realidad en tu vida.

Este fue el caso de la mujer con el flujo de sangre. (Mateo 9:20-22) Ella no iba  por ahí diciendo: "Tengo que tener fe... Espero tener la suficiente fe... Tendré fe…No voy a perder la fe." No, ella solamente era consciente de la gracia de Jesús, de como Él siempre sanó a los enfermos, lo poderoso que era en la resurrección de los muertos y de cuán dispuesto  Él estaba para usar ese poder para su sanidad.

Ella sólo vio Su gracia abundante hacia ella, tanto es así que, dijo, "Si tan sólo tocare Su manto, seré sanada." Y cuando llegó detrás de Jesús y tocó el borde mismo de Su manto, fue sanada. En ese mismo momento, Jesús se detuvo, dio media vuelta y le dijo: "Ten ánimo, hija, tu fe te ha salvado."

Cuando la mujer vio Su gracia, Dios vio fe en ella! Y así fue por la gracia mediante la fe, que la promesa de Dios se hizo realidad en su vida.

Dios quiere que usted vea Su gracia. Y cuando usted ve Su gracia, Él ve fe en usted. Dios dice: "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe." La palabra griega que en este versículo (Efesios: 2:8) se traduce como "salvos", es sozo, no sólo significa para salvar del infierno, sino también para curar, conservar y para todo lo que usted necesita. Así que es por la gracia que está usted sano, se mantiene sano, preservado y próspero. Es por la gracia mediante la fe que las promesas se vuelven realidad en tu vida.

Mi amigo, no te preocupes si sientes que te falta fe. Comience a ver la gracia de Dios en tu situación, y Él verá eso como fe. Y porque Él ve fe en su vida, recibirá el gran avance que usted necesita.

Joseph Prince “Daily Grace Inspirations”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario