PAGINA PRINCIPAL

martes, 20 de enero de 2015

¡Jesús perdona y restaura!

Medita

En quien tenemos redención por Su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de Su gracia.
Efesios 1: 7        

La restauración de Pedro por medio de Jesús es una de las escenas más conmovedoras en el Nuevo Testamento. El Señor no sólo perdonó a Pedro, quien le negó no sólo una vez, sino tres veces para salvar su pellejo, sino que también lo restauró y encomendó el cuidado de la iglesia naciente.

Cuando Jesús se levantó de la tumba, instruyó al ángel en la tumba para que dijera a María " id, decid a sus discípulos, y a Pedro… (Marcos 16: 7). Pedro fue mencionado especialmente porque Jesús sabía que después de semejante error desgarrador, el discípulo probablemente estaba lleno de culpa y pesar.

Pedro, por su parte, pensaba que debido a su traición y a la muerte de Jesús, probablemente todo había terminado para él. Así que volvió a su antiguo trabajo. Y es ahí donde Jesús le halló, pescando en el Mar de Galilea. La Biblia relata que Jesús dio a Pedro y a los pescadores que lo acompañaban una pesca abundante, y también les hizo el desayuno a fuego de brasas (Juan 21: 1-18). La escena de los hombres sentados alrededor de una fogata para calentarse en la madrugada debió recordarle dolorosamente lo que había hecho tan sólo algunos días antes (Juan 18: 17-18, 25-26). ¿Qué estaba haciendo el Señor? ¡Estaba mostrándole a Pedro que Él no consideraba ese pecado contra él, y que Pedro no tenía que estar aterrorizado de aquel recuerdo!

¡Qué compasivo Salvador tenemos! Él sabe todo acerca de tus fracasos, pero no los considera en contra tuyo debido a que Él te perdonó y te justificó totalmente a través de Su muerte en la cruz. Del mismo modo que Pedro, permite que el amor y el perdón del Señor restauren tu plenamente y te impulsen  hacia el destino que Dios te a dado

Extraído de Joseph Prince:”Meditate for success”          

No hay comentarios.:

Publicar un comentario