PAGINA PRINCIPAL

miércoles, 30 de octubre de 2013

El Espíritu de adopción

Medita

Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: « ¡*Abba! ¡Padre!»
Romanos 8:15, NVI

El Espíritu de adopción que hemos recibido de Dios es el Espíritu por el cual clamamos: " Abba, Padre. " ¿Alguna vez le has dicho a Dios, Papito? Es verdad que Él es El Shaddai, Él es Elohim; pero, ¡en el nuevo pacto Él es tu Papito! El Espíritu Santo puso aquí la palabra aramea " Abba ", que en español significa " Papá”, " Papito ", y no tuvo que traducirlo porque Él quiere que sepamos que Dios no es un ser impersonal o distante; sino, ¡Un Papito íntimo y cercano! Ese es el espíritu de adopción.

Amigo, cuando ores aprende a decir: "Amado Papito Dios..." Olvídate de las formalidades y de las tradiciones de los hombres;  tan sólo llámalo " Papito" y sé consiente de Su cercanía. ¡Puedes llevarle a Dios todos tus temores, preocupaciones y ansiedades, sabiendo que el todopoderoso Rey del universo es tu papito!

Jesús exclamó en la cruz: "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Mateo 27:46). Por primera vez, Él se dirigió a Su Padre como "Dios. " Jesús experimentó distanciamiento, de hecho, fue separado del Padre, debido a que Jesús llevaba sobre Sí todos nuestros pecados. ¿Para qué sucedió esto? Para que tú y yo podamos experimentar cercanía e intimidad con el Padre, y podamos clamar desde nuestros corazones "¡Papito!”.

Un niño clama en los brazos de Su padre "¡Papito!”. Así que cuando clamamos: "¡Papito Dios!” ¡Tomamos nuestro lugar como hijos amados, y vemos a nuestro Papito fuerte y amoroso correr hacia nosotros para abrazarnos, protegernos y librarnos!

Extraído de Joseph Prince: "Meditate For Success" 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario