PAGINA PRINCIPAL

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Se transformado al contemplar a Cristo

Medita

Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.
2 Corintios 3:18

Si vas a cualquier librería buena, encontrarás una sección llamada "Autoayuda". Ahí, encontrarás todo tipo de libros que describen diversos principios y métodos que puedes seguir para lograr mejorar por tus propios esfuerzos. En todos estos libros, se hace hincapié en el uso de la fuerza de voluntad y la autodisciplina para aplicar aquellos principios con el fin de lograr mejorar por ti mismo.

Pero Dios no quiere que te enfoques en ti, pues sus resultados durarán y llegarán tan lejos como dure tu fuerza de voluntad. Dios tiene una manera superior. Él quiere que te enfoques en Cristo.  Cuando confías en tus propios esfuerzos para lograr mejorar, estás poniendo tu confianza en la carne. Pero la Biblia nos dice que en nuestra carne no mora el bien (Romanos 7:18), y no deberíamos poner nuestra confianza en la carne (Filipenses 3:3).

Amigo, la mejor manera de cambiar es dejando de lado tus propios esfuerzos y enfocándote en Cristo al leer la Biblia, al contemplar Su belleza, Su majestad, Su compasión y Su gracia. A medida que sigas contemplando y meditando en Su gloria, el Espíritu Santo que está dentro de ti irá trabajando en tu interior. Él te transformará en la misma imagen de Cristo. ¡Serás transformado de gloria en gloria, y experimentarás verdadera y perdurable transformación interna!

Extraído de Joseph Prince: "Meditate For Success"


No hay comentarios.:

Publicar un comentario